Cómo arreglarse la barba

¿Estás buscando información sobre cómo arreglarte la barba? Pues estás de suerte, porque tenemos la mejor guía sobre el tema que hay en toda la red. Así que…. ¡Aprovecha toda la información!

Cómo arreglarse la barba: Paso a paso

Cómo arreglarse la barba_opt

En primer lugar, vamos a ver cómo arreglarse la barba, paso a paso, para que tengas todas las herramientas para poder hacerlo con la mayor de las comodidades y los mejores resultados. Son pasos sencillos, así que tranquilo:

Paso 1: Las herramientas

Lo primero, naturalmente, es contar con las herramientas adecuadas para hacer el trabajo. En este sentido, necesitarás algunas cosillas que, si no tienes, deberías comprar antes de empezar todo el proceso.

En primer lugar, necesitarás un peine. También necesitarás una recortadora con diferentes cabezales. Si no tienes ninguna, te recomendamos que visites nuestra guía para comprar la mejor recortadora de barba del mercado.

También necesitarás una tijeras, aceite o bálsamo para barba, un cepillo para barba, y un espejo para que tengas claro cómo va la cosa durante todo el proceso.

Todos estos utensilios son imprescindibles, por lo que, si te pones a arreglártela sin ellos, lo haces bajo tu propio riesgo ¡y no nos hacemos responsables!

Paso 2: Peina tu barba

En primer lugar, tienes que peinar tu barba con un peine convencional. El típico que combina púas estrechas con púas anchas. Simplemente, tienes que peinarla hacia abajo para que quede bien estirada.

La idea de este primer peinado es eliminar los pelos muertos que se hayan quedado colgando, y poder estirar bien la barba para poder apreciar el tamaño real y trabajar a partir de ahí.

Paso 3: Dale forma y rebaja el volumen

Tras esto, deberías coger la recortadora y utilizar el cabezal más alto, o lo que es lo mismo, el que menos pelo corte y más larga deje tu barba. Para recortar más, siempre hay tiempo, así que empieza por la opción más larga.

Ve pasando la recortadora con cuidado por los costados del cuello y por debajo de la mandíbula, después el mentón y, por último, las patillas. Con esto, reducirás un poco el volumen y le irás dando forma.

De esta forma, estarás evitando que tu barba crezca de forma desordenada (y es que, aunque parezca mentira, tener una buena barba requiere trabajo), y, además, estarás recortando las puntas abiertas.

Paso 4: Define la línea del cuello y los pómulos

En este punto sí tienes que rebajar el nivel del cabezal, porque vas a empezar a definir la barba por la zona del cuello y de los pómulos. Aquí mucha gente se equivoca, porque hacen una línea recta, y esa es una mala idea.

Lo mejor que puedes hacer es hacer un degradado, bajando poco a poco el nivel del cabezal, para que exista una línea, pero que no sea un corte radicalmente claro (algo que queda fatal, las cosas como son).

Paso 5: El bigote

Tras lo anterior, tienes que hacer lo propio con tu bigote. Tienes que repetir los pasos: Peinar el bigote hacia los lados para estirarlo y retirar los pelos muertos, y, después, pasar la recortadora.

En este caso, además, deberías definir el bigote marcando la línea por encima del labio superior y por debajo de la nariz, para que no queden pelos sueltos dando vueltas por ahí, que son muy antiestéticos.

Paso 6: Limpia con las tijeras

Aunque con la recortadora se consiguen muy buenos resultados (especialmente si has utilizado alguna de las que nosotros recomendamos en esta guía de compra de recortadoras de barba), siempre viene bien dar un último repaso con las tijeras.

En este repaso, puedes ir eliminando todos aquellos pelos rebeldes y las posibles puntas abiertas que hayan quedado. Ayúdate del peine para hacerlo, y conseguirás buenos resultados… ¡Pero ten cuidado con tu pulso!

Paso 7: Acondiciona tu barba

Una vez has arreglado bien tu barba, es el momento de acondicionarla. Muchos hombres se saltan este paso, y es un error grave. No lo cometas tú. Es importante utilizar algún bálsamo después de haberla recortado y lavado adecuadamente.

Antes de pasar al bálsamo, deberías ir lavándote la barba con una pastilla de jabón, masajeándola suavemente. De esta forma, se te relajará un poco la piel (si se te ha irritado), e irás limpiando la barba adecuadamente.

Después, seca tu barba, y péinate la barba con la parte ancha para desatar los nudos que pueda haber. Y, después, empieza a aplicar algún aceite o bálsamo para la barba, para conseguir los mejores resultados.

 

Tips para arreglar la barba

Ahora, veamos algunos tips sencillitos que te permitirán conseguir unos mejores resultados. Y es que, aunque los pasos son importantes, al final son las pequeñas cosas las que hacen que los resultados sean excepcionales:

  1. Elige buenos productos: En primer lugar, tenemos que insistir en la importancia de utilizar buenos productos. Es importante que tanto la recortadora, como los aceites o bálsamos, como las tijeras y los peines sean de buena calidad. ¡Las buenas herramientas son las que ayudan a conseguir los grandes resultados!
  2. Arréglate la barba a menudo: No deberías arreglarte la barba una vez al mes, porque te resultará muy complicado y, además, durante la mayor parte del mes tendrás una barba muy desordenada. Cada hombre es un mundo y no todos necesitamos arreglarnos la barba en el mismo plazo de tiempo. Pero, sabiendo cómo crece tu barba, asegúrate de tenerla siempre debidamente cuidada.
  3. ¡Cuida tu piel!: Por último, hay que mencionar que, aunque arreglarte la barba no irrita tanto como afeitarte, sí puedes irritar un poco la piel. Por lo tanto, ¡mantén el cuidado adecuado de la misma para no sufrir más de la cuenta!

Como habrás podido observar, la guía sobre cómo arreglarse la barba que te hemos presentado es la mejor que hay en la red. No ha sido un trabajo fácil, así que, si la compartes con tus amigos, nos ayudarías mucho. ¡Gracias!