Cómo bajar el colesterol

Si has llegado hasta aquí, imagino que estás buscando cómo bajar el colesterol. Tu problema tiene solución, y la tenemos nosotros. Te traemos la mejor guía de cómo bajar el colesterol. ¡Especialmente hecha para ti!

¿Qué hacer para bajar el colesterol?

Cómo bajar el colesterol

A continuación, te menciono algunas formas de bajar el colesterol que son muy sencillas y cómodas. Como podrás comprobar, aplicando estos sencillos trucos, conseguirás unos resultados excelentes en bastante poco tiempo:

Reduce los carbohidratos refinados

En primer lugar, deberías evitar tanto como sea posible los carbohidratos refinados, que también se conocen como carbohidratos simples o procesados, y que son, por decirlo rápido y sencillo, calorías vacías, sin aporte nutritivo.

Estos carbohidratos refinados pueden ser de dos tipos: Azúcares procesados, como el del jarabe de maíz de alta fructosa, y los cereales refinados, que son granos a los que se ha retirado el germen y el salvado (que son sus partes nutritivas).

Estos alimentos deben evitarse porque tienen un índice glucémico alto, y eso provoca picos en los niveles de glucosa en la sangre, así como el incremento de insulina. Esto es malo para cualquier persona, pero especialmente para quien padece diabetes.

Por otro lado, hay muchos estudios que han demostrado que los alimentos con índice glucémico alto reducen la cantidad de colesterol bueno en el organismo, mientras que elevan el colesterol malo y los triglicéridos.

Por lo tanto, si quieres evitar el colesterol, deberías plantearte muy seriamente el reducir el consumo de este tipo de carbohidratos.

Evita alimentos con grasas trans

Las grasas trans artificiales o industriales son grasas hidrogenadas, que son totalmente artificiales y no se encuentran en la naturaleza. De hecho, se elaboran introduciendo hidrógeno en los aceites vegetales.

Ya desde los años 70 se han hecho estudios sobre este tipo de producto, y se ha confirmado que existe una relación muy fuerte entre la ingesta de estas grasas y el aumento de enfermedades cardíacas.

Por lo tanto, si quieres reducir tu colesterol, y mejorar tu salud cardiovascular en general, deberías dejar de tomar este tipo de grasas.

Hay que señalar que se han hecho muchos estudios para ver cómo reacciona el cuerpo humano cuando se dejan de tomar estas grasas y se sustituyen por otras más saludables, y los resultados son claros (aunque no sorprendentes, viendo lo anterior):

Aumenta la proporción de colesterol bueno y disminuye el colesterol malo. Por lo tanto, está claro que sustituir este tipo de grasas te harán un gran bien a tu salud.

Los alimentos que debes eliminar de tu dieta son los aceites vegetales, los aperitivos salados y dulces, la bollería y pastelería industrial, la comida precocinada, las salsas y los condimentos comerciales, y la mayor parte de las galletas.

Llegados a este punto, quiero recomendarte algunas guías que hemos hecho en esta web para comprar herramientas y utensilios con los que cocinar mejor en casa. Así, con mejores herramientas para hacer tus propios platos, no tendrás que comprar tantos alimentos de mala calidad:

Haz ejercicio

El ejercicio físico también es muy importante a la hora de reducir el colesterol. Y, por supuesto, además de ayudarte a reducir el colesterol, te aportará una buena cantidad de extras para tu salud que también tienen que tenerse en cuenta.

Pero, por lo que nos toca ahora mismo, hablando de colesterol, debemos decir que hay muchos estudios que han confirmado que la práctica de ejercicio físico a diario, permite mejorar el perfil lipídico de varias maneras:

  • Aumenta le colesterol bueno.
  • Reduce el colesterol malo.
  • Reduce los triglicéridos.

Además, hay que señalar que todo tipo de ejercicios (aeróbicos y anaeróbicos) son buenos para reducir los niveles de colesterol. Esto significa que puedes salir a correr para reducir tu peso y tu colesterol, o puedes hacer pesas para ganar musculatura y reducir colesterol a la vez.

Por último, quiero recomendarte algunas guías de compra que hemos hecho en esta misma web para comprar productos que harán que hacer ejercicio sea mucho más sencillo. Así te resultará más fácil hacerlo y podrás reducir tu colesterol más cómodamente.

Primero, veamos las guías de compra de productos útiles para hacer ejercicio aeróbico:

Ahora, veamos las guías de compra de productos útiles para hacer ejercicio anaeróbico:

Deja de fumar

El tabaco es un producto bastante dañino para el organismo. Y hay que señalar que no es malo únicamente por su relación con el colesterol. Lo cierto es que tiene otros muchos problemas.

Sin embargo, como aquí hablamos del colesterol, tenemos que decir que las personas fumadoras, por lo general, presentan unos niveles de colesterol malo y triglicéridos más altos que las personas no fumadoras.

Además, tienen una cantidad menor de colesterol bueno, y una cantidad de colesterol oxidado mayor. Todo eso conduce a tener un mayor riesgo de aterosclerosis, por lo que debes ir con mucho cuidado si eres fumador.

Es evidente, por todo lo anterior, que dejar de fumar te ayudará enormemente a mejorar tu calidad de vida, y, en lo que respecta al colesterol, te ayudará a reducirlo sustancialmente.

Ahora bien, somos conscientes de que el tabaco es un vicio difícil de eliminar, y que, así, de primeras, puede que te resulte complicado dejarlo. Así que, para darte una pequeña ayuda, te recomendamos que visites nuestro artículo sobre cómo dejar de fumar.

Toma espirulina

La espirulina es una bacteria muy especial. Y, aunque sea una bacteria, eso no debe asustarte. En tu interior hay muchas bacterias diferentes, y no todas ellas son malas. Algunas, de hecho, son imprescindibles para poder vivir.

Por lo tanto, el hecho de que recomendemos una bacteria, no es nada malo. Además, la espirulina, pese a ser una bacteria, parece más bien un alga (de hecho, se la conoce como el alga verdeazulada).

Esta bacteria tiene una alta cantidad de nutrientes y proteínas de la mejor calidad. Y estos nutrientes son de gran interés para quien padece colesterol alto. De hecho, desde tiempos inmemoriales, esta bacteria se ha consumido en algunas regiones de la tierra para reducir los problemas cardiovasculares.

Hay muchos estudios que han demostrado su efectividad. Al analizar los resultados, se ha podido comprobar que, después de consumir espirulina, los triglicéridos se reducen más de un 16%, el colesterol malo más de un 10%, el colesterol total un 9% y el colesterol bueno aumenta.

Por lo tanto, es un producto de lo más recomendable. Eso sí, se recomienda consumirla a la vez que se tienen en cuenta los aspectos anteriores. Por sí sola, no te dará efectos sorprendentes. Hay que hacer un poco de esfuerzo y alimentarse bien y hacer ejercicio.

Vino

¡Sí! No todo iba ser tan malo, ¿verdad? El vino también ayuda a mejorar el nivel de vida y mantener un estado de salud mejor. Eso sí, hay que consumirlo con moderación y sin pasarse (como seguro que ya te imaginabas, por otro lado).

La Universidad de California demostró en 2003 que tomar un vaso o dos de vino al día, con las comidas, hace que los niveles de colesterol malo disminuyan, mientras que aumentan los niveles de colesterol bueno.

Esto se debe a que el zumo de uva contiene saponina, que contribuye a controlar los niveles de colesterol. La saponina se encuentra, sobre todo, en los vinos tintos. No obstante, también se puede encontrar en el aceite de oliva o el haba de soja.

Por cierto, si eres un apasionado del vino, te recomendamos que veas nuestra guía para comprar vinotecas. Así podrás complementar tu pasión con la reducción del colesterol.

Controla el estrés

Otro aspecto que muy pocas veces se tiene en cuenta, pero que está demostrado que contribuye a elevar los niveles de colesterol malo, es el estrés. Por lo tanto, deberías tratar de controlarlo tanto como sea posible.

La Universidad de Oregón, en 2007, demostró que aquellas personas acostumbradas a practicar la relajación, tenían menores niveles de colesterol. También tenían menores niveles de colesterol aquellas personas que tenían habilidades sociales más desarrolladas.

Todo ello hace pensar que el estrés y los nervios conducen a aumentar el colesterol. Por lo tanto, todo lo que puedas hacer por mantener cierta paz y vivir con tranquilidad, ayudará a tu estado de salud.

Y, francamente, puede parecer sorprendente al hablar concretamente del colesterol, pero a nadie le parece descabellado el hecho de que una vida tranquila y sin estrés genere mejores niveles de salud, ¿verdad?

Como ves, esta guía de cómo bajar el colesterol tiene bastante trabajo detrás. Es por eso que esperamos que te haya sido de ayuda. Y, si nos quieres ayudar, ¡nos iría muy bien que compartieras la guía con tus amigos!