Cómo limpiar el horno: Trucos y consejos

¿Estás buscando cómo limpiar el horno? Entonces, estás de suerte, porque has llegado a la mejor página para solventar eso. Aquí tienes la mejor guía acerca de cómo limpiar el horno. ¡Disfrútala!

Trucos para limpiar el horno con productos naturales

como limpiar el horno

Para limpiar el horno existen muchos trucos y fórmulas. Sin embargo, nosotros queremos darte las claves para que puedas limpiarlo con productos naturales. De esta forma, estarás cuidando el medio ambiente a la vez que limpias tu horno.

Cómo limpiar el horno con sal

Limpiar el horno con sal es relativamente sencillo. Solo tienes que mezclar en un recipiente medio litro de agua y 250 gramos de sal. Después, puedes extender esta mezcla por las paredes del horno, haciendo especial hincapié donde haya muchas manchas.

Después de media hora dejando que esa mezcla haga su efecto, puedes enjuagar con una esponja húmeda las paredes del horno, y verás que te llevas la suciedad con una facilidad pasmosa.

Eso sí, puede que la sal no termine de eliminar los malos olores. Para eliminarlos, lo que puedes hacer es dar una segunda pasada con una mezcla de agua y vinagre de manzana. De esta forma, eliminarás los últimos restos de suciedad, y dejarás un buen olor en el horno.

Limpiar el horno con bicarbonato

Otra buena forma de limpiar el horno es con bicarbonato. Este producto, que es natural y se utiliza muchas veces en la cocina y en la medicina, también es muy útil en algunas labores de limpieza.

Lo único que tienes que hacer es mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y colocar la mezcla en un atomizador. Después, puedes rociar las paredes con esa mezcla, y dejarlo actuar durante la noche.

Al día siguiente, por la mañana, puedes pasar una esponja húmeda y disfrutar de la facilidad con la que sale la suciedad y la grasa de tu horno.

Otra forma de hacerlo es mezclando una taza de bicarbonato de sodio con un poco de agua hasta hacer una pasta, y colocar esta pasta en las paredes del horno. Después de un par de horas, ya se puede limpiar.

En mi opinión, los resultados son parecidos, por lo que me quedo con la comodidad de la primera opción. Pero debes saber que la segunda opción también está ahí.

Cómo limpiar el horno con limón

El limón también es un buen producto natural para limpiar, y sirve muy bien para el horno. La ventaja del limón es que cuenta con propiedades antibacterianas y antisépticas, por lo que estarás eliminando cualquier bichillo que pudiera ser peligroso.

Además, como tiene buen olor, te permitirá eliminar los malos olores que pueden llegar a acumularse cuando el horno está demasiado sucio. Y, para terminar de rematar, el limón tiene características muy buenas para eliminar la grasa.

Para utilizar este método de limpieza, solo tienes que cortar un par de limones por la mitad y exprimir su jugo en un bol. Dejas ese bol en el horno, y enciendes el horno a 250 grados durante media hora.

Esto hará que el limón libere sus vapores. Y, después de esperar ese tiempo, podrás retirar la grasa y la suciedad con un trapo con una facilidad pasmosa. Es una de las formas más tradicionales de realizar la limpieza de este electrodoméstico.

Limpiar el horno con vinagre

El vinagre también cuenta con buenas propiedades para limpiar. De hecho, es uno de los productos naturales estrella a la hora de limpiar el hogar. Y, cómo no, también funciona muy bien para limpiar el horno.

Para utilizar el vinagre a la hora de limpiar el horno, solo tienes que mezclar una buena cantidad de vinagre de manzana con bicarbonato de sodio, y guardarlo en un pulverizador. Con estos dos elementos, el resultado de la limpieza será excepcional.

Después, solo tienes que proceder a rociar las paredes del horno, y programarlo a 120 grados durante unos diez minutos. Después, lo dejas enfriar, y procedes a retirar la grasa y la suciedad con una esponja húmeda.

Comprobarás que la mezcla se ha adherido a la grasa y, al calentarse, ha conseguido hacer la grasa más fácil de retirar, y no te llevará ni cinco minutos tener tu horno completamente limpio.

Ahorra tiempo y dinero con hornos autolimpiables

Por último, después de hablar de los diferentes productos naturales para limpiar el horno, queremos hablar de una opción que es un poco más radical, pero que aporta muchísima comodidad, y que debe tenerse en cuenta.

Y es que, no nos vamos a engañar: Lo mejor que se puede hacer en los tiempos que corren, es tener un horno que se limpie por sí mismo. Con esto, te ahorras cualquier tipo de problema. Y, además, se limpia de forma natural, sin ningún tipo de problema.

Estos hornos tienen un sistema llamado pirolisis, que consiste en elevar la temperatura tanto que cualquier elemento que haya en su interior queda reducido a cenizas. Después, solo tienes que retirar la ceniza y ¡listo! Tu horno está completamente limpio.

Los hornos antiguos no tenían esta funcionalidad, pero los nuevos sí la tienen (son muy pocos los que no ofrecen la función de pirolisis). Así, una vez al mes puedes activar esa función, y dejar que el horno se limpie solo.

Consume un poco más de luz de lo normal (por lo que, si tienes el presupuesto mensual un poco ajustado, debes tenerlo en cuenta), pero la comodidad que aporta al día a día, debe tenerse muy en cuenta.

Así que, virtud de esa comodidad que ofrecen, los hornos con pirolisis son una opción a tener muy en cuenta. Si estás harta de limpiar el horno, o si tu horno ya está viejo, puede que te interese comprar uno con esta función. Puedes encontrar los mejores en nuestra guía de compra de los mejores hornos.

Como puedes ver, esta es la guía acerca de cómo limpiar el horno más completa. Es por ello que esperamos que te haya resultado útil. Y, si quieres dejar un comentario o compartir la guía con tus amigos, eso nos ayudaría mucho.