Saltar al contenido
Comprar online barato

Comprar electroestimulador. Todo lo que necesitas saber

Estás interesado en los mejores electroestimuladores, ¿verdad? Si no, no estarías aquí. ¡Enhorabuena! Estás en la mejor guía para comprar electroestimuladores. ¡Aprovecha toda la información!

¿Qué electroestimulador comprar?

Decir qué electroestimulador es el mejor del mercado es una tarea prácticamente imposible. Cuál sea la mejor opción depende más de tus necesidades que del propio producto. Así que, en lugar de eso, te traemos una lista con los mejores electroestimuladores según varios factores.

Comprar electroestimulador barato: HoMedics HST-100

Para empezar, como es habitual, te presentamos el mejor electroestimulador barato, que es el HoMedics HST-100. Si necesitas algo de mayor calidad, puedes pasar directamente a las opciones de más abajo.

HoMedics HST-100-opt

Este electroestimulador tiene muy buenas referencias, con cuatro sobre cinco estrellas y más de 120 votos en Amazon emitidos. Por lo tanto, es una opción de lo más fiable. Evidentemente, no puedes esperar de él una calidad como la de uno de gama alta, pero está muy bien.

Para empezar, cuenta con seis programas para múltiples impulsos, lo que te permitirá conseguir diferentes grados de estimulación, para conseguir diferentes tipos de objetivos, ya sean relativos a la rehabilitación, la relajación o la tonificación.

Otro punto importante es que, además de esos seis programas, cuenta con diez niveles de intensidad, de forma que podrás ir mejorando paulatinamente los resultados que obtienes al utilizar el aparato.

Cuenta con un canal que permite utilizar cuatro electrodos autoadhesivos, para ejercitar dos grupos de músculos. Como podrás ver en los siguientes productos, esto es lo más habitual en el mundo de los electroestimuladores.

Como ya hemos mencionado un poco más arriba, se puede utilizar tanto para tonificar, como para relajar dolores musculares. Así que, si quieres algo baratito y versátil, esta es la mejor opción que tienes a tu alcance.

Funciona con dos pilas AAA, lo que significa que te ahorras todo lo que tiene que ver con poner a cargar el aparato cada noche. Aunque tiene la contrapartida de que deberás comprar las pilas, claro.

Como puedes imaginar, siendo un aparato tan barato y a pilas, no puedes esperar una tonificación espectacular, pero lo cierto es que está bastante bien para el precio que tiene. Digamos que es una buena opción para empezar.

También cuenta con una interfaz muy simple de utilizar, con una buena pantalla, que arroja toda la información que necesitas para elegir el tipo de electroestimulación que te aplicas.

Así que, en definitiva, podemos hablar de que este electroestimulador es muy bueno. De hecho, es el mejor dentro del ámbito de los electroestimuladores baratos. Por lo tanto, si no quieres gastar mucho dinero, deberías optar por este producto de HoMedics.

VER OPINIONES EN AMAZON

Mejor electroestimulador calidad-precio: Med-Fit 3

Ya hemos visto la opción barata, ahora veamos el mejor electroesimulador calidad-precio. Esta opción tiene más calidad y aún mantiene un precio asequible, por lo que es una gran opción. Estamos hablando del Med-Fit 3.

Med-Fit 3-opt

Lo primero que hay que mencionar del Med-Fit 3 es que la marca que hay detrás tiene bastante calidad, y que el precio no es muy elevado (por eso está en esta posición en la lista, como mejor electroestimulador calidad-precio).

Como podrás ver en la guía de compra que ofrecemos un poco más abajo, tanto la calidad como el precio son dos atributos que hay que tener muy en cuenta. Así que esta opción de compra es muy interesante. Pero veamos algo acerca de sus características:

El Med-Fit 3 cuenta con dos canales, lo que te permitirá tener cuatro electrodos con los que estimular dos grupos de músculos al mismo tiempo. Esta es la medida habitual entre los diferentes electroestimuladores, así que está bien en general.

Además, incorpora una pantalla digital de gran tamaño y que ofrece mucha claridad, con lo que tendrás una gran facilidad de uso de este electroestimulador. En esta pantalla, podrás ver todo tipo de ajustes de frecuencia, intensidad, duración y los diferentes modos y programas.

Los diferentes modos que ofrece el Med-Fit 3 al usuario son los de Ráfagas, Constante, y Modulación SD1/SD2 anti-acomodación. Con estos modos, conseguirás un gran alivio del dolor focalizado.

Es por ello que este electroestimulador es ideal para la rehabilitación, aunque también para todo lo que tiene que ver con la relajación y la corrección de dolores que tengas en tu día a día.

Normalmente, este electroestimulador se utiliza para problemas como el dolor lumbar, la ciática, la artritis, el dolor de piernas, la tendinitis, el hombro congelado, los dolores cervicales…

Otro punto interesante de este electroestimulador es que viene con un pack de electrodos autoadhesivos de muy alta calidad. De hecho, en lo que a los electrodos respecta, este electroestimulador tiene los mejores. Son de 5×5 centímetros y una batería 9V PP3 que no requiere recargas.

Por otro lado, cuando te llegue el Med-Fit 3 a casa, verás que cuenta con un manual de instrucciones y una guía TENS, de forma que podrás aprender a utilizarlo con la mayor de las comodidades y facilidades en un tiempo récord.

Así que, llegados a este punto, se puede afirmar sin ningún tipo de miedo a equivocarse que el Med-Fit 3 es el mejor electroestimulador en términos de relación calidad-precio. Si buscas equilibrio entre precio y calidad, este es el que necesitas.

VER OPINIONES EN AMAZON

Electroestimulador de gama alta: Electroestimulador MiroPure

Lo anterior era lo mejor dentro de la gama “baja” y “media”. Ya podemos entrar en productos de más calidad (y un poco más caros). Se trata del mejor electroestimulador de gama alta. En este campo de nivel superior, tenemos que hablar del electroestimulador MiroPure.

Electroestimulador MiroPure-opt

Este electroestimulador cuenta con electroestimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS), aunque también cuenta con electroestimulación muscular (EMS). Por lo tanto, es un producto muy versátil.

Cuenta con dos canales y ochos electrodos autoadhesivos. Con esto, puedes ejercitar una buena cantidad de músculos al mismo tiempo, que es algo que hay que exigir a un producto de este tipo, ya entrado en la gama alta.

También dispone de 12 modos de masaje pre-programados. Cada uno de estos modos pre-programados cuenta, además, con 20 niveles de potencia, que son ajustables para que puedas sacar el máximo partido al electroestimulador.

Además, cuenta con varios certificados de seguridad. Así, esta terapia está certificada por la FDA, la CE, la ROHS, y está totalmente libre de efectos secundarios. Así que puedes estar tranquilo en este aspecto.

Otro punto interesante es que se puede ajustar todo con total comodidad y sencillez a través de su pantalla LCD. También incluye un temporizador que va desde los 10 hasta los 60 minutos.

Su tamaño es pequeño y está muy bien diseñado, así que podrás llevarlo de un lado para otro sin ningún problema. De este modo, podrás utilizarlo allí donde lo necesites, en cualquier momento y sin ningún tipo de problema.

En cuanto a la alimentación, funciona con una batería de litio recargable, que da para unas diez horas de uso continuo. Eso sí, dependiendo de la intensidad con la que lo utilices, puede que esa autonomía sea un poco más baja.

En cuanto al modo de carga, se puede cargar utilizando el cargador USB del ordenador, por lo que te puedes olvidar tanto de las pilas como de tenerlo enchufado a la corriente de casa. ¡Comodidad por encima de todo!

En definitiva, si quieres entrar en el área de los electroestimuladores de gama alta, no deberías dejarte llevar por otra opción. Entre los de gama alta, este es el que tiene un precio más asequible y, además, tiene características espectaculares… ¿A qué estás esperando?

VER OPINIONES EN AMAZON

Mejor electroestimulador del mercado: Beurer EM-41

Tras ver la mejor opción barata, calidad-precio y de gama alta, podemos hablar del mejor electroestimulador del mercado. Como puedes imaginar, esta opción es más cara, pero la calidad es excepcional. Hablamos, por supuesto, del Beurer EM-41.

Beurer EM-41-opt

Este electroestimulador, para empezar, tiene una de las marcas más potentes detrás. Beurer es una de las más famosas en el campo de la electroestimulación, por lo que deberías contemplarlo como una buena opción de compra.

Pero, centrándonos en este electroestimulador concreto, tiene un tipo de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, lo que se conoce como TENS, aunque, si lo prefieres, también cuenta con electroestimulación muscular (EMS).

Con estos dos sistemas, conseguirás un aumento del bienestar general para afrontar mejor el día a día, sin ningún tipo de tensión en tus músculos, con mucha más comodidad y relajación.

En lo que respecta a las características técnicas, hay que mencionar que el Beurer EM-41 dispone de dos canales separados y ajustables, lo que permite utilizar cuatros electrodos autoadhesivos.

Por otro lado, cuenta con 30 aplicaciones pre-programadas de TENS, EMS y masaje, para que puedas elegir aquella que mejor se adapta a tus necesidades y que mejor te ayudará a resolver los objetivos que tengas a la hora de utilizar el electroestimulador.

Otro aspecto interesante es que tiene 20 programas individuales ajustables, para que puedas tener configurados tus propios programas y sacarle el máximo partido posible. Esto tiene mucho interés, porque te permite explotar tu electroestimulador de una forma que los demás no suelen permitir.

Lo anterior estaría bien por sí mismo si solo fuera eso, pero es que, además, cuenta con una funcionalidad extra, llamada “Función del Doctor”, que te ayuda a configurar de forma personalizada esos programas, para que les saques el máximo partido.

Y todo ello con un uso realmente sencillo, con una buena cantidad de instrucciones que aparecen en la pantalla de Display retroiluminada, y, en lo que respecta al diseño, es bastante agradable a la vista, y viene con un estuche para que puedas llevarlo vayas donde vayas.

En definitiva, que hay buenas razones para considerarlo el mejor electroestimulador del mercado, como puedes comprobar. Independientemente del uso que quieras darle, esta es la mejor opción que tienes a tu disposición.

VER OPINIONES EN AMAZON

Guía para comprar electroestimuladores

Ahora, una vez vistas las recomendaciones de compra que hacemos, podemos pasar a hablar de la guía de compra de electroestimuladores. Así podrás acertar aunque no optes por lo que ofrecemos en la lista anterior.

Programas

En primer lugar, tendrás que fijarte en los programas con los que cuente el electroestimulador. En términos generales, mientras más programas tenga el producto, más interesante debería resultarte como comprador.

Naturalmente, también puede darse el caso de que estés interesado en un programa concreto y que, por lo tanto, no necesites los demás. En ese caso, no necesitas más. Pero, en general, lo mejor es tener diferentes programas en el mismo aparato.

Por supuesto, lo anterior debe ir unido a los objetivos que tengas (que tratamos en el siguiente apartado). Es decir, deberás analizar qué es lo que necesitas y, después, comprar el electroestimulador que te permitirá cumplir con ello.

Pese a todo, insisto, lo mejor es optar por un electroestimulador con varios programas, porque es la mejor forma de garantizar que, necesites lo que necesites, tendrás la posibilidad de cumplirlo con el aparato que has comprado.

Yendo un poco más allá, se podría decir que, si lo que quieres es mantenerte o empezar a bajar peso, y tonificarte un poco por el camino, puedes optar por un electroestimulador con menos programas de entrenamiento (y, por tanto, más barato).

Por otro lado, si lo que quieres es mejorar el fortalecimiento muscular o el rendimiento en una actividad deportiva, deberías optar por un aparato más potente y con más programas (y, en consecuencia, un poco más caro).

La ventaja de optar, directamente, por los segundos, es que te permiten cumplir con ambos requerimientos. Si compras uno del primer tipo y, después, quieres mejorar en un deporte, por ejemplo, necesitarás comprar un segundo electroestimulador.

Objetivos

A la hora de comprar un electroestimulador, es muy importante tener claro cuáles son tus objetivos. Los objetivos que puedes tener a la hora de comprar un aparato de este tipo son muy variados, así que vamos a detallarlos someramente:

  1. Aliviar dolor: En primer lugar, puedes querer los electroestimuladores para reducir algún tipo de dolor. En este caso, necesitas un producto que esté pensado para rehabilitación o reeducación. Es habitual que se utilicen electroestimuladores para dolores lumbares, cervialgia, dolor de rodilla, epicondilitis o dorsaigia, entre otros.
  2. Hacer deporte: Por otro lado, también puede que tengas el objetivo de mejorar tus resultados al hacer deporte. Los electroestimuladores aumentan la fuerza máxima y potencian la capacidad de las fibras musculares, por lo que, utilizándolo mientras haces ejercicio, conseguirás mejores resultados.
  3. Fitness: Pero no solo puede servirte para mejorar tus marcas en los diferentes deportes que practiques. También te servirá para mejorar tu aspecto físico como consecuencia de ese ejercicio. Y esta es una de las razones de compra de electroestimuladores más habituales, la de mejorar la apariencia física mejorando el ejercicio que se realiza.
  4. Estética y belleza: Y, por último, también es habitual que se utilice el electroestimulador para mejorar la apariencia de la piel y, hasta cierto punto, de los músculos. Además, contribuyen a la relajación. Estos electroestimuladores suelen ayudar a la lipólisis y al drenaje de líquidos.

Vías

Las vías también son un punto muy importante a tener en cuenta en la compra de un electroestimulador. Las vías hacen referencia a la cantidad de músculos que podrás ejercitar al mismo tiempo. Por lo tanto, cuantas más vías tenga tu electroestimulador, mejor.

Para explicarlo un poco más claramente: En cada vía van dos electrodos, uno para cada grupo de músculos (por ejemplo, para los abdominales derechos e izquierdos). Así, con tres vías, podrás estimular tres grupos musculares de forma simultánea.

Podrías pensar que lo mejor es optar por aquel electroestimulador con más vías posibles, y, en general, estarías en lo cierto. Sin embargo, no siempre es así. En algunas ocasiones, no es necesario.

Si solo vas a necesitas estimular dos o tres grupos de músculos, no tienes necesidad de comprar un aparato que tenga más vías que esas. Piensa, además, que cada vía adicional suma un poco al precio final.

Alimentación del aparato

La alimentación eléctrica que utilice el aparato también tiene que tenerse en cuenta cuando estés comparando opciones de compra. La alimentación eléctrica del aparato tiene que ver con el consumo eléctrico y con la comodidad que tú tendrás al utilizarlo, claro.

A estas alturas, el mercado ha creado electroestimuladores con muchos tipos de alimentación diferentes, aunque los más habituales son los que utilizan pilas o baterías. Hay pocos que funcionen mediante cableados.

En general, lo más recomendable será optar por los electroestimuladores que funcionan con baterías, porque son los que te permitirán tener comodidad y margen de movimiento, y un uso bastante extenso en el tiempo (entre tres y veinte horas, dependiendo de la intensidad que exijas al aparato).

Seguridad

La seguridad que aporta el electroestimulador, naturalmente, es un tema a tener muy en cuenta cuando compares diferentes opciones. Al fin y al cabo, si utilizas un producto como este para mejor tu estado de salud, malo será que te acabe haciendo daño, ¿verdad?

No obstante, hay que mencionar que casi todos los electroestimuladores tienen niveles de seguridad parecidos, y sistemas de seguridad bastante semejantes entre sí. Es algo normal, a partir de cierto punto, no es necesario sumar más seguridad.

Sin embargo, si compras un electroestimulador por tu cuenta (sin guiarte por los que hemos compartido en nuestra guía, que ya nos hemos encargado nosotros de comprobar que sí cumplen con esos criterios de seguridad), es importante que te fijes en si los tienen.

Lo primero que tienes que mirar es que cumplan con la norma IEC 60601-1, que es la normativa que garantiza una buena calidad y seguridad de este tipo de aparatos. Por ejemplo, si compras un electroestimulador chino, es posible que no cumpla con esta norma.

Esta es la normativa más importante, porque, de lo contrario, puede que notes cierta quemazón cuando estás recibiendo los pulsos eléctricos (al fin y al cabo, estás recibiendo electricidad en tu cuerpo).

Por supuesto, los electroestimuladores pueden incluir otros sistemas de seguridad propios, como desconexiones automáticas o sistemas de doble regulación de electricidad, o no funcionar si están enchufados a la corriente, por ejemplo.

En general, aunque mientras más sistemas de seguridad tenga un aparato de este tipo, también tienes que tener claro que un electroestimulador no es algo superpeligroso, así que puedes estar tranquilo.

Canales

La cantidad de canales del electroestimulador también es un tema muy relevante que siempre debes tener en cuenta. Y es que la cantidad de canales que tenga el electroestimulador es lo que va a determinar la cantidad de electrodos que se pueden utilizar en un mismo aparato.

En general, se recomienda que el electroestimulador que compres no tenga menos de dos canales, de forma que puedas utilizar dos electrodos. Sin embargo, lo mejor sería que tuviese de cuatro para arriba.

No siempre es posible encontrar uno que tenga tantos canales como nos gustaría, pero conviene tratar de encontrar ese que nos permita ejercitar todos los músculos que nos interesan al mismo tiempo.

Como puedes ver, con esto pasa algo parecido a lo que pasaba con las vías. Sirven para utilizar una mayor cantidad de electrodos y, en consecuencia, para mejorar el ejercicio que haces en los diferentes grupos de músculos de tu cuerpo.

Eso sí, como sucedía con las vías, tienes que tener en cuenta que, si solo tienes interés en ejercitar dos o cuatro grupos de músculos (por razones de rehabilitación, por ejemplo), quizá no sea necesario que optes por uno con más canales.

Esto, como todo, dependerá de cuáles sean tus objetivos y tus necesidades. No merece la pena gastar más dinero de la cuenta en canales que nos vas a utilizar, así que piénsalo de antemano para acertar con tu compra.

Electrodos

Y, por supuesto, tendrás que fijarte en los electrodos que utiliza el electroestimulador que compres. Son los que van a estar en contacto con tu cuerpo, por lo que conviene que tengan una cierta calidad.

Estos electrodos se deberán renovar de forma periódica, porque siempre se quedan pelos en el pegamento, el pegamento pierde efectividad, se van deteriorando de diferentes formas, etc.

Por lo tanto, será importante que, al comprar tu electroestimulador, compruebes la disponibilidad de los electrodos sueltos, y del precio que éstos tienen a la hora de comprarlos por separado.

De esta forma, podrás asegurarte de la mayor comodidad posible cuando llegue el momento del cambio de electrodos, y, además, podrás encontrar productos que, a largo plazo, resulten más baratos.

Y es que, tienes que pensar que, si dos electroestimuladores tienen un precio parecido, pero uno tiene unos electrodos mucho más caros, a largo plazo, ése te resultará muchísimo más caro, porque el gasto extra de los electrodos también deberías contabilizarlo.

Marca

También tendrás que fijarte cuidadosamente en la marca que hay detrás de los electroestimuladores. Puede que te parezca una aspecto frívolo o superficial, pero no es así: Las marcas garantizan cierta calidad.

Cuando te encuentras con una marca popular, se debe a que hace bien su trabajo desde hace tiempo. Debido a ello, los clientes la reconocen como una buena marca, y la ponen en ese lugar privilegiado.

Cuando una marca no hace bien su trabajo, lo que sucede es que los clientes no le compran, y hablan mal de ella. Por ello, esas marcas de mala calidad son desconocidas, y las de buena calidad son conocidas.

Así que, en general, deberías optar por marcas conocidas y potentes. Con ello, te estarás asegurando de tener un buen primer filtro de calidad. Tendrás que valorar los demás criterios, también, pero sin olvidarte de este.

Precio

Como no podía ser de otro modo, también te tendrás que fijar en el precio. Como no podía ser de otro modo, el equilibrio entre precio y calidad, importa. Por lo tanto, te recomendamos que prestes mucha atención a este punto.

Obviamente, lo que más nos interesa es que el precio sea bajo. Pero, recuerda, el precio se deberá ponderar con la calidad y las opiniones de los anteriores compradores. Si la calidad y las opiniones no son buenas, no te dejes guiar por el precio.

Para acabar este punto, valora también las ofertas y los descuentos. Siempre es recomendable ver varias opciones de compra para averiguar cuál está rebajada. De esta forma, puedes encontrar productos de gran calidad a precios bajos.

Opiniones

Por último, siempre conviene tener en cuenta las opiniones de los anteriores compradores. La mayoría de tiendas online permiten dejar comentarios y reviews. Aprovechar la información de los anteriores compradores, es imprescindible para acertar en la compra.

Las reviews y opiniones te permiten saber qué tal es un producto, así que sería un error grave no tenerlas en cuenta. En cierto sentido, es beneficiarte de los errores de los demás para no cometerlos tú.

Como has comprobado, esta guía para comprar electroestimuladores que te hemos ofrecido es la mejor que hay la red de redes. Ahora, si la quieres compartir con tus amigos en las redes sociales, ¡nos harás un gran favor!

[Votos: 0 Media: 0]