Saltar al contenido
Comprar online barato

Comprar manta eléctrica. Lo que necesitas saber

Si estás aquí, seguramente estés interesado en encontrar las mejores mantas eléctricas, ¿cierto? ¡Pues estás de suerte! Tenemos la mejor guía de la red para comprar mantas eléctricas. ¡Esperamos que te resulte útil!

 

¿Qué manta eléctrica comprar?

No podemos decirte qué manta eléctrica es mejor así de primeras. Lo que es mejor o no para uno, no lo es para otro. Depende más de ti que del producto. En lugar de eso, te traemos cuatro opciones según diferentes criterios. ¡Así puedes elegir lo mejor para ti!

 

Mejor manta eléctrica barata: Beurer HK-Confort

Primero, como es costumbre en Comprar Online Barato, veamos qué manta eléctrica barata es mejor. De esta forma, tendrás una buena opción de compra aunque no tengas un gran presupuesto. Y la mejor opción a precios bajos es la Beurer HK-Confort.

Esta manta eléctrica es bastante normalita. Se trata de la típica manta que puedes poner en el sofá para tumbarte encima y sentir un poco de calorcito. También puedes colocarla en la cama para calentarla antes de irte a dormir.manta electrica Beurer HK-Confort

Su sistema de calentamiento es ultrarrápido, por lo que será conectarla y empezar a sentir la temperatura que hayas ajustado en tu espalda. Este es uno de los puntos fuertes de esta manta eléctrica.

Funciona con una potencia de 100W, y cuenta con un interruptor de tres potencias totalmente electrónico. De esta forma, podrás seleccionar la temperatura ideal para tu caso concreto y el momento del día en el que estés.

También es importante que se puede lavar a máquina a 30 grados. Naturalmente, tienes que sacar la batería, pero, más allá de eso, puedes meterla en la lavadora y dejar que se lave automáticamente. Es muy higiénica, por lo tanto.

Otro punto importante es que se apaga automáticamente después de 90 minutos de uso. Esto es importante para evitar quemaduras si te duermes encima, y para proteger la propia manta eléctrica, que podría llegar a sobrecalentarse.

También habría que destacar, antes de pasar a la siguiente opción, que es una manta muy suave, y que transpira a la perfección. Por ello, ni te hará sudar más de la cuenta, ni estarás incómodo con ella.

En definitiva, si quieres una manta eléctrica con un precio asequible, esta es tu mejor opción. Y, si necesitas algo de un nivel un poco mayor, puedes optar por las que te presentamos a continuación, que tienen un precio mayor pero su calidad también es más alta.

VER OPINIONES EN AMAZON

Comprar manta eléctrica calidad-precio: Ufesa AL5527

Ahora, después de la mejor opción barata, le toca el turno a la mejor opción calidad-precio. Aquí la calidad ya es un poco más elevada, pero el precio se mantiene bastante bajo. Para nosotros, la mejor opción en términos de relación calidad-precio es la Ufesa AL5527.

La potencia de esta manta eléctrica es, también, de 100W, y cuenta, como en el caso anterior, con un selector de tres temperaturas posibles, para que elijas aquella que mejor se adapta a tus necesidades en cada momento.manta electrica ufesa

Su funda de algodón 100% también es totalmente extraíble y lavable, y cuenta con unas dimensiones de 310 x 350 milímetros, estando pensada especialmente para usarla como manta eléctrica lumbar (aunque se puede usar en otras partes, claro).

El sistema inteligente de autoapagado hace que se apague a los 90 minutos de estar encendida, evitando el riesgo de sobrecalentamiento para que no sufras quemaduras, y para que la manta no se deteriore antes de tiempo.

Seguramente, viendo que esta manta eléctrica tiene unas características muy similares a la anterior, te preguntes por qué consideramos que es mejor. Y la respuesta es clara: Por la cantidad de buenas opiniones que tiene.

Con más de 190 opiniones, tiene un 4.5 sobre 5, lo que significa que la inmensa mayoría de personas han conseguido muy buenos resultados con ella. Por lo tanto, nosotros no podemos hacer menos que recomendarla encarecidamente.

En definitiva, si estás buscando una buena manta eléctrica para la espalda, especialmente para los dolores en la zona lumbar, esta es tu mejor opción en términos de relación calidad-precio. Y, si quieres algo de una calidad un tanto superior, sigue leyendo.

VER OPINIONES EN AMAZON

Mejor manta eléctrica de gama alta: Bosch Relaxx Therm L

Y, como siempre, ahora veremos la mejor opción de gama alta, pero manteniendo un precio asequible. Como puedes suponer, el precio sube un poco, a la par que la calidad. Y, para nosotros, la mejor opción dentro de la gama alta es Bosch Relaxx Therm L.

Como en los casos anteriores, esta manta eléctrica te ofrece una potencia de 100W, que es más que suficiente para permitirte disfrutar de una temperatura elevada para que estés cómodo o para aliviar los dolores que puedas tener en la espalda.manta electrica bosch

Por otro lado, también tiene tres niveles de potencia, que te permitirán elegir la temperatura más adecuada para cada situación. Así, si necesitas una fuerte temperatura para calmar el dolor, podrás tenerla, pero también un simple calorcito para estar cómodo.

En cuanto a los materiales de fabricación, está hecha con algodón y PVC. Naturalmente, la funda se puede retirar para lavarla cómodamente y que, de este modo, la manta se mantenga lo más higiénica posible.

También cuenta con protección contra el sobrecalentamiento, haciendo que se apague automáticamente cuando pasan 90 minutos. De este modo, evitas posibles quemaduras, y también evitas que la manta se sobrecaliente más de la cuenta.

Lo del sobrecalentamiento de la manta es importante, porque podría llegar a averiarse por tener una temperatura demasiado alta durante demasiado tiempo. Y, aunque no se averiase en el momento, sí podría reducirse su vida útil.

Por lo tanto, estas medidas de seguridad son imprescindibles.

Y todo ello de la mano de una marca de gran calidad como es Bosch. Por lo tanto, no podemos más que recomendarla como la mejor manta eléctrica de gama alta a precio asequible. Después de esta, ya viene la mejor del mercado que hemos podido probar.

VER OPINIONES EN AMAZON

La mejor manta eléctrica del mercado: Beurer HK-125

Y, después de lo anterior, es el momento de ver cuál es la mejor opción del mercado. Como puedes imaginar, el precio aquí es un poco alto. Solo para personas exigentes. Y, en nuestra opción, la mejor opción del mercado es la Beurer HK-125.

Esta es la hermana mayor de la primera manta eléctrica que hemos presentado, y tiene una buena cantidad de ventajas respecto a ella (y respecto a todas las demás que hemos ido viendo).manta electrica beurer hk-125

Para empezar, esta manta eléctrica, en lugar de tres niveles de potencia, cuenta con seis niveles, de forma que podrás ajustarla mucho mejor hasta encontrar la temperatura óptima para ti (sin dejar de ser de 100W).

Su sistema de calentamiento, nuevamente, es ultrarrápido, por lo que será conectarla y empezar a disfrutar del calorcito en tu espalda, que es lo que nos interesa cuando llegamos a casa con dolor de espalda.

Además, su funda es extraíble y lavable sin ninguna dificultad en la lavadora, lo que ayuda a que siempre esté en las condiciones más higiénicas posibles, lo cual es imprescindible en este tipo de productos.

Otro punto interesante de esta manta eléctrica, y que tiene que ver con lo anterior, es que es supertranspirable, lo que permite evitar el sobrecalentamiento y, al mismo tiempo, tener unas condiciones óptimas de higiene.

Además, como está fabricada con microfibras, el tacto de la manta es muy suave y agradable, lo que es de gran ayuda para ayudar a dormir a los niños por la noche.

Evidentemente, también cuenta con la función de apagarse automáticamente una vez han pasado 90 minutos, para evitar que te quemes o que se sobrecaliente más de la cuenta la manta eléctrica, lo que podría llegar a deteriorarla.

Y, por último, esta manta eléctrica (como todas las demás de esta gama de Beurer), cuenta con el sistema de seguridad de Beurer BSS. Este sistema de seguridad está patentado por Beurer y avalado por multitud de estudios, y sirve para evitar riesgos.

Así, las mantas eléctricas de Beurer cuentan con diferentes sensores que apagan la manta automáticamente si detectan que algo no va bien, garantizando el mejor sueño posible a una temperatura agradable.

Como puedes ver, la manta eléctrica Beurer HK-125 es la mejor opción del mercado con diferencia. Las características que presenta son muy superiores a las alternativas, por lo que, si eres una persona exigente con tus compras, no deberías dejarte llevar por opciones de menor nivel.

VER OPINIONES EN AMAZON

¿En qué fijarme al comprar mantas eléctricas?

Y, ahora, pasemos a la guía de compra propiamente dicha. De esta forma, aunque no te guíes por nuestras recomendaciones, podrás acertar en tu compra. Los aspectos más importantes en los que debes fijarte son los siguientes:

 

Tipos de manta eléctrica

Por supuesto, tendrás que fijarte en el tipo de manta eléctrica que vas a comprar, porque necesitarás una diferente dependiendo del tipo de problema o dolencia que quieras calmar. Las más habituales son las siguientes.

 

Manta eléctrica lumbar

La manta eléctrica lumbar tiene una forma que está especialmente pensada para que se adapte a la zona baja de la espalda, de forma que pueda dar calor de una forma mucho más amplia y, por tanto, te reduzca el dolor de una forma más general.

De esta forma, tendrás esa buena forma de descansar tu espalda si has pasado por todo el día sentado en la oficina, en el camión o, simplemente, por razones de edad ya tienes una cierta sobrecarga en la parte baja de la espalda.

 

Manta eléctrica cervical

El segundo tipo de manta eléctrica, es la manta eléctrica cervical, que tiene una apariencia un tanto diferente, siendo más pequeña y contando con unas pequeñas solapas que se ajustan al cuello para darte calor de forma más general en todo el cuello.

Este tipo de manta eléctrica se utiliza tanto en el caso de que tengas un dolor debido a la sobrecarga del cuello por razones de trabajo, como en temas de rehabilitación tras haber tenido algún accidente, por ejemplo.

 

Potencia y temperaturas

Naturalmente, como en cualquier otro dispositivo de este tipo, lo primero en lo que te tienes que fijar es en la potencia que te ofrece y en las temperaturas que puede llegar a alcanzar, porque para eso debe servir, para calentar.

Estas mantas eléctricas tienen un funcionamiento de lo más sencillo: Cuentan con una resistencia eléctrica que genera calor sobre la zona acolchada y el tapizado. Por lo tanto, esa resistencia es la clave de toda la manta eléctrica, y conviene acertar en ese aspecto para acertar con la compra.

Para que la compra sea acertada por este lado, naturalmente, tienes que fijarte en la potencia, que es lo que marcará la capacidad de alcanzar altas temperaturas que tenga la manta eléctrica.

Como es obvio, cuanta mayor potencia, mejor, porque así tendrás acceso a mayor temperatura (lo cual, en algunos casos, puede ser necesario para resolver según qué dolencias). Pero también el precio será más alto.

Por otro lado, tienes que fijarte en la cantidad de temperaturas disponibles. En general, cuantas más opciones de temperatura tenga la manta, mejor, porque así podrás utilizarla a la temperatura óptima según cada dolencia (o según la comodidad que quieras).

Existen algunas que son regulables al 100%. Es decir, algunas que tienen un pequeño mando con una pantalla LCD donde puedes marcar la temperatura que quieres grado a grado, y, lógicamente, estas son las mejores y más caras.

Así que, en definitiva, lo que tienes que buscar es aquella manta eléctrica que mayor potencia tenga y que, además, tenga las mayores opciones posibles de regulación. Y, tranquilo, si compras una muy potente pero no la utilizas a máxima potencia, no gasta mucha luz.

 

Seguridad

Como en cualquier otro producto eléctrico (y más aún cuando va a estar en contacto con tu piel), es importante que revises bien cuáles son las medidas de seguridad que tiene, para que no haya problemas de ningún tipo.

En este sentido, debes asegurarte de que haya seguridad en dos aspectos fundamentales: Primero, en relación a ti (o sea, que no sufras daños en el uso), y, segundo, que la manta eléctrica sea segura en sí misma.

En cuanto a lo primero, debes asegurarte de que tiene una buena protección, de tal forma que el acolchado y el tapizado evite las quemaduras por un uso muy continuado (cosa que puede pasar si te quedas dormido utilizándola, por ejemplo).

También es conveniente que cuente con un sistema de apagado automático cuando detecte un exceso de temperatura o cuando lleve demasiado tiempo funcionando. Esto también ayuda a evitar las quemaduras o el sobrecalentamiento.

En cuanto a la seguridad de la propia manta, fundamentalmente tienes que buscar lo antes mencionado, que se apague automáticamente cuando llegue a determinada temperatura o lleve mucho tiempo funcionando.

Con estas dos características, que son positivas para evitar riesgos en tu propia piel, pero también para la propia manta eléctrica, evitarás que se deteriore antes de tiempo y podrás alargar su vida útil.

 

Diseño

Como no podía ser de otro modo, el diseño también se debe tener en cuenta. Es cierto que no es el aspecto más importante, porque tampoco es que tengas que ir luciendo por ahí la manta eléctrica, pero siempre conviene encontrar la opción de mejor diseño.

Por otro lado, existe el apartado de diseño funcional, que podríamos decir. Es decir, aquellos elementos del diseño de la manta eléctrica que permiten que ésta sea más funcional y responda mejor a tus necesidades.

En este sentido, por ejemplo, podemos hablar de las mantas eléctricas que tienen diferentes sistemas de velcros que hacen que puedas ajustártela mejor al cuerpo para que el aporte de calor localizado sea más eficaz.

Evidentemente, este tipo de mantas son mejores que aquellas antiguas que únicamente eran un trozo de “tela” lisa, donde solo podías tumbarte y que, si te movías un poco, dejaban de aplicarte calor en las zonas adecuadas.

Por lo tanto, compara las diferentes opciones y quédate con aquella que tiene el diseño óptimo para tratar tu dolencia. O, directamente, compra una con suficientes velcros para poder utilizarla en diferentes partes del cuerpo.

También tienes que tener en cuenta que existen algunas otras mantas eléctricas que son prácticamente como chalecos. Es decir, más que mantas eléctricas parecen camisas eléctricas, que te rodean el cuello, la espalda y parte de los brazos.

Quizá esta opción sea un poco exagerada para ti, pero siempre es conveniente saber que existen, por si en algún momento llegaras a necesitarlas. Además, para algunas dolencias más graves sí que son imprescindibles.

Por último, hay que mencionar que algunas mantas eléctricas tienen un diseño extensible. Es decir, tienen un tamaño de manta eléctrica normal, pero que, si lo deseas, pueden “desdoblarse” y ocupar más espacio. Esto está muy bien para calentar una cama, por ejemplo.

No obstante, este último tipo de manta eléctrica no es el más habitual, puesto que no está pensado tanto para solucionar posibles dolencias.

 

Tamaño

Naturalmente, también tendrás que fijarte en el tamaño. Así, deberás optar por una manta eléctrica pequeña o grande necesitando de tus necesidades, y preferencias. Por suerte, el mercado ofrece una gran cantidad de tamaños para que elijas el que mejor se adapta a ti.

Ya hemos mencionado en el primer apartado de esta guía de compra que los tamaños varían dependiendo del tipo de manta eléctrica. Si necesitas una cervical, necesitarás menor tamaño que si es lumbar, por ejemplo.

No obstante, ten en cuenta que, a mayor tamaño, más luz gastará la manta eléctrica, porque mayor potencia necesitará para calentar toda la superficie. Así que, en general, no es recomendable comprar una manta de mayor tamaño que lo que necesites para calmar el dolor en tal o cual parte.

 

Marca

Por supuesto, otro aspecto fundamental en el que tienes que fijarte es la marca. Es posible que creas que fijarse en las marcas es algo superficial, pero te aseguro que no lo es. Las marcas se deben tener muy en cuenta.

Cuando una marca es conocida, significa que ha hecho bien su trabajo. De lo contrario, jamás habría llegado a tener ese reconocimiento. Aunque puede haber casos puntuales en que no, una marca conocida suele ser una buena marca.

Por lo tanto, nuestra recomendación es que des preferencia a las buenas marcas. De esta forma, tendrás ciertas garantías de calidad. Es un filtro fácil de aplicar y muy efectivo.

 

Precio

Naturalmente, el precio también es un factor relevante. Es normal que todos queramos conseguir lo mejor al menor precio. A continuación, te menciono algunos aspectos que siempre debes tener en cuenta:

La primera recomendación es que busques descuentos y ofertas siempre que puedas. En general, esto te permitirá hacer compras de mayor valor. No siempre hay ofertas disponibles, pero no se pierde nada por probar.

En segundo lugar, recuerda no sacrificar calidad por encontrar un mejor precio. Dejarse llevar por los precios bajos es un error común del mal comprador. Si tienes que gastar un poco más por conseguir más calidad, te recomiendo hacerlo.

 

Opiniones

Para terminar, es importante que te fijes en las opiniones y las reviews. Al final, este es el filtro del sentido común. Por bueno que parezca, si la gente no recomienda su compra, lo mejor es no hacerlo.

Es posible que encuentres productos con buenos precios y buena marca, pero las reviews que tiene son todas negativas. En esos casos, lo mejor es fiarse de las opiniones, y no hacer la compra.

Piensa que una mala review es una mala compra hecha por otra persona. Y, ya que tenemos esa información a nuestra disposición, merece la pena hacerlo. ¡No tenemos por qué cometer el mismo error que otra persona!

 

Como has podido ver, te hemos ofrecido la mejor guía de compra de mantas eléctricas que existe en internet. Esperamos que te haya resultado útil y te ayude en tus compras. Y, como siempre, si quieres colaborar con nosotros… ¡Recomienda esta guía en tus redes sociales!

[Votos: 4 Media: 1]