Saltar al contenido
Comprar online barato

Las mejores impresoras 3D. ¿Cuál debemos comprar?

Hoy traemos una lista con las mejores impresoras 3D que puedes encontrar a día de hoy. Y es que, desde hace algún tiempo, este producto está haciendo revolucionando todos los sectores. Y también puede ayudarte a ti. ¡Así que no pierdas detalle!

¿Cuál es la mejor impresora 3D?

Resulta harto complicado hablar de cuál es la mejor impresora 3D. Hay muchos factores a tener en cuenta, y cada comprador los valora de forma diferente. Lo que hemos hecho es crear una lista, para que puedas elegir la que mejor se adapta a tus necesidades.

Comprar impresora 3D barata Da Vinci Junior 1.0W

Entre las diferentes impresoras 3D baratas, hay una que destaca por encima de las demás, y se trata de la Da Vinci Junior 1.0W. Y, sí, es cierto que hay algunas que son más baratas aún, pero su calidad es tan ínfima que no merecen ser colocadas en esta lista.

Da Vinci Junior 1.0W

La Da Vinci Junior 1.0W es la calidad mínima que se puede exigir a una impresora 3D si se quiere trabajar con una con un mínimo de seriedad. Además, su precio tampoco es excesivamente elevado si de verdad te interesa este mundillo.

Cuenta con autocalibración inteligente de los tres ejes, para que las impresiones siempre te salgan perfectas, incluso aunque reciba pequeños golpes o no esté en una superficie totalmente recta.

También dispone de un extrusor de carga rápida, que permite cargar y descargar los materiales rápidamente, y dispone de diferentes tipos de conectividad, lo que la convierte en una de las impresoras 3D más versátiles.

Además, viene con la app XYZapp, que permite compartir a todos los usuarios sus modelos y planos 3D de forma gratuita. Así, podrás imprimir más cosas y sacarle un mayor partido a la impresora.

Por último, señalar que utiliza materiales ecológicos y que está diseñada para el hogar y para la escuela (se trata de una de las impresoras 3D más seguras).

VER OPINIONES EN AMAZON

Impresora 3D calidad-precio: Ultimaker 2 GO

Vista la mejor opción entre las baratas, podemos pasar a hablar de la mejor opción calidad-precio. Aquí se equilibra la calidad con el precio bajo. Aunque, si eres muy exigente, esta opción seguirá sin parecerte suficiente. La mejor opción calidad-precio es Ultimaker 2 GO.

Ultimaker 2 GO

Esta impresora 3D destaca por ser ligera y pequeña, diseñada para un uso cómodo en el hogar o en una clase, pero sin por ello prescindir de la fiabilidad y la exactitud de otros modelos un poco más avanzados.

Cabe señalar que este modelo tiene sus propias hermanas mayores, que son la Ultimaker 2+ y la Ultimaker 2 Extended+. Sin embargo, el precio de éstas ya se va un poco del presupuesto de la mayoría, y, como buscamos la mejor calidad-precio, mejor quedarse con la hermana pequeña.

Esta impresora incluye un estuche de viaje especial para poder llevarla de un lado a otro, un sistema feeder mecanizado, y cuantiosas mejoras en el flujo de aire respecto a otras marcas y modelos.

Una impresora 3D muy recomendable tanto para usuarios noveles como los que ya tienen algo de recorrido en este mundillo, pero no quieren gastarse mucho dinero en una opción profesional.

VER OPINIONES EN AMAZON

Comprar impresora 3D profesional: Lulzbot Taz 6

Entre las impresoras 3D profesionales, que no son pocas a día de hoy, nos hemos decantado por la Lulzbot Taz 6, porque cuenta con unas características impresionantes, y un precio que, aunque elevado, no se dispara tanto como otras.

Eso sí, que el precio no se dispare más de la cuenta, no significa que no sea muy potente. Permite conseguir impresiones 3D de alto nivel y rendimiento en una impresora de escritorio, algo difícil de encontrar en otras marcas y modelos.

Sin duda, una apuesta segura si estás dispuesto a desembolsar una cantidad de dinero algo elevada. No es la mejor opción del mercado, pero sí que tiene un nivel muy alto para lo que cuesta.

La mejor impresora 3D del mercado: Sneaker XL

Después de todas las opciones anteriores, es el momento de hablar de la mejor del mercado. Como podrás comprobar, el precio es algo más elevado, pero la calidad es inmejorable. Hablamos, por supuesto, de la Sneaker XL, una auténtica maravilla.

Sneaker XL

Se trata de una impresora 3D cara, no nos vamos a engañar. Pero es la mejor máquina que hay actualmente en el mercado para el segmento doméstico y de pequeña y mediana empresa. A partir de aquí, solo las grandes empresas pueden permitirse modelos superiores.

Esta impresora ha sido desarrollada junto a arquitectos, para que su uso sea 100% profesional. Precisamente, esto se nota en que su tamaño es mayor, permitiendo imprimir piezas más grandes y a una velocidad mayor.

Además, puesto que es un modelo un tanto caro y con características que deben ir ajustadas a las necesidades del cliente, estas impresoras se envían bajo pedido, y se hacen los cambios oportunos para que pueda cumplir de la mejor forma posible con las exigencias de cada comprador.

¿En qué fijarme al comprar una impresora 3D?

A continuación, después de ver las mejores opciones del mercado, voy a mostrarte las características que debes mirar al ir tú a la tienda. De este modo, podrás tener una buena impresora 3D incluso sin elegir un producto de la lista anterior.

Tipo de impresora

Existen, fundamentalmente, dos familias de impresoras 3D (en el caso de las más habituales, no tanto en el campo de las profesionales, donde hay más opciones): Las de código abierto, y las de la tecnología propietaria.

En general, las impresoras de código abierto necesitan un poco más de trabajo por parte del usuario para ponerse a trabajar. Digamos que están un poco más enfocadas a geeks que, además de imprimir un juguetito, quieren saber cómo funciona esta nueva tecnología.

Las impresoras de tecnología propietaria, están más enfocadas a los usuarios noveles, que solo quieren imprimir algunos elementos para divertirse con ello. Si solo quieres hacer la gracia de imprimir alguna cosilla en 3D, esta es tu mejor opción.

En general, las de código abierto son más versátiles, pero son un poco más complicadas de utilizar y de montar. Así que depende de ti elegir una u otra. Si eres una persona curiosa, es mejor una de código abierto. Así aprenderás cómo funciona.

Materiales de trabajo

Los materiales de trabajo de la impresora son los materiales que utilizará para imprimir los modelos que desees. Aunque se están introduciendo nuevos materiales, la inmensa mayoría de las piezas se imprimen en dos materiales: ABS y PLA.

La diferencia esencial entre ambos materiales es que el PLA está hecho a partir de maíz y, por lo tanto, es ecológico. A cambio, tienes algunas pegas, como que es más difícil de trabajar, y que se degrada con el tiempo.

El ABS, en cambio, es el material de las piezas de Lego. Puedes imaginarte, por lo tanto, su durabilidad, resistencia y comodidad en el trabajo. La desventaja es que no es ecológico, aunque sí reciclable.

Aquí hay que tener algo en cuenta, y es que, en la inmensa mayoría de los casos, las impresoras que pueden trabajar con ABS también pueden trabajar con PLA, pero no sucede así al revés.

Software utilizado

El software que utiliza la impresora también es algo a tener en cuenta. Tienes que saber que este software no es el que te permitirá diseñar las diferentes piezas, sino que es el que preparar todos los parámetros de la impresora para ponerse a funcionar.

Es importante informarse antes de realizar la compra, porque algunos de estos softwares pueden llegar a ser muy complicados de utilizar y darte auténticos quebraderos de cabeza. Aquí, en general, mientras más sencillo, mejor (salvo que seas un geek).

Calidad y precisión en el detalle

Este punto es importante, y, la verdad, es un tanto difícil de comparar de una impresora a otra. Primero, porque no vas a tener dos impresoras. Y, segundo, porque influyen muchos factores en la calidad de la impresión.

En cualquier caso, lo más importante es la correcta alineación de los ejes X, Y y Z, por lo que tienes que hacerte con una impresora robusta, en la que no se vayan a desalinear los ejes por un golpecito ocasional.

También tienes que asegurarte de colocar la impresora en una superficie totalmente plana, para que no haya ningún tipo de desvío en los ejes.

Por último, si puedes comprar una impresora que tenga función de autocalibrado, podrás resolver todo este tipo de problemas. Es un extra que cuesta un poco de dinero, pero si vas a utilizar con frecuencia la impresora, merece mucho la pena.

Servicio técnico y garantía

Como en cualquier producto tecnológico que sea relativamente nuevo, es importante que la impresora 3D tenga su servicio de asistencia técnica, que te permita resolver las dudas que te surjan durante su uso.

Por supuesto, también será importante que cuente con garantía, por si llegara a estropearse por cualquier problema de la propia máquina. Si compras una impresora 3D en una tienda europea, en principio, esta garantía la tienes asegurada durante dos años.

Nivel de ruido y tiempo de impresión

Por último, tienes que fijarte en el ruido que hace y el tiempo que necesita para hacer una impresión. Y este es un tema importante, que muchas personas no tienen en cuenta todo lo que deberían.

Debes entender que las piezas grandes pueden tardar varias horas en imprimirse, por lo que una buena cantidad de éstas las dejarás imprimiendo durante la noche… ¡Y no querrás tener un ruido infernal durante toda la noche!

Es importante que busques aquellas impresoras que tardan menos tiempo en imprimir y que, además, no hacen más ruido de la cuenta. La tecnología de la impresión 3D aún tiene que avanzar un poco más en este sentido, pero ya puedes encontrar algunas bastante silenciosas.

Marca, precio y opiniones

Para terminar, debes echar un ojo a las opiniones, el precio y la marca que hay detrás del producto. Como es obvio, esos tres elementos están relacionados entre sí. Prestando atención a los tres, puedes conseguir muy buenas compras.

En cuanto a la marca, yo siempre prefiero las conocidas y especializadas, porque garantiza calidad. El precio de estas marcas suele ser algo mayor, pero, en mi opinión, merece la pena. En general, siempre es recomendable optar por una marca conocida.

En lo que respecta al precio, como no podía ser de otra forma, siempre conviene optar por lo más económico. Eso sí, sin por ello poner en riesgo la calidad. Y, claro, siempre tienes que prestar atención a si hay algún descuento.

Para terminar, en cuanto a las opiniones de la gente, es importante echarles un ojo con algo de profundidad. Puedes encontrar un producto con buen precio y una marca sólida detrás, pero que la gente considere que no merece la pena.

Como puedes ver, hay una buena cantidad de impresoras 3D en el mercado. Con esta guía de compra, podrás encontrar la que mejor se adapta a tus necesidades. ¡No te olvides de dejarnos tu opinión en los comentarios!

[Votos: 1 Media: 4]