Saltar al contenido
Comprar online barato

Los mejores mandos para PC. ¿Cuál debemos comprar?

Si has llegado a esta página, debe ser porque buscas los mejores mandos para PC, ¿no? ¡Pues es tu día de suerte! Tenemos la mejor guía para comprar mandos para ordenador. ¡Esperamos que te resulte útil!

 

¿Qué mando para PC comprar?

Como puedes imaginar, resulta prácticamente imposible decir qué mando para PC es mejor. Eso es algo que depende de tus necesidades y posibilidades particulares. Así que, en lugar de eso, te traemos las mejores opciones según varios factores.

 

Mejor mando para ordenador barato: Mando Xbox 360 PC

Primero, como es costumbre en Comprar Online Barato, veamos qué mando para PC barato es mejor. Ya sabes que nos gusta que todo el mundo tenga su opción aunque no tenga mucho dinero. Y, por un precio bajo, nuestra recomendación es el Mando Xbox 360 PC.

Este mando destaca, esencialmente, por el bajo coste que supone. Por menos de 50€ puedes disfrutar de un buen mando para PC, y eso es algo que lo ha convertido en uno de los mandos preferidos para una gran cantidad de gamers.microsoft xbox 360

Como no podía ser de otro modo, con un precio tan bajo tiene una buena cantidad de aspectos mejorables, que se encuentran más desarrollados en las opciones que presentaremos a continuación. Sin embargo, si lo importante para ti es el precio, es una opción viable.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no se trata de un mando inalámbrico para PC. Existe una versión sin cables, pero, en ese caso, tienes que comprar un adaptador, y, al final, te acaba costando lo mismo que el mando Xbox One PC (que te mencionamos en el siguiente apartado).

 

Sobre los botones

Además, hay que mencionar que las paletas de este mando son algo inferiores a las que tienen los mandos que presentamos en los dos siguientes apartados. Es lo que tiene ir al precio más bajo, que sacrificas buena parte de la calidad.

En cuanto a los botones, hay que señalar que el mando Xbox 360 PC es algo más ligero y pequeño que el siguiente que presentaremos, el Xbox One, además de ser más compacto. Esto hace que los botones sean más fáciles de alcanzar, lo que, en principio, es bueno.

De hecho, pese a que este mando es más barato que el Xbox One, tenemos que reconocer que, en lo que respecta a los botones, este es mejor, porque están ligeramente mejor situados y se puede acceder a ellos de una forma mucho más cómoda.

En lo que respecta a los botones ABXY, hay que señalar que tanto los de un mando como los del otro son esencialmente iguales, hasta el punto que no se pueden diferenciar. Sin embargo, los pulsadores de la 360 requieren menos esfuerzo para pulsarlos que en la One.

También hay que señalar que los pulsadores de este mando Xbox 360 PC hacen más ruido que los del Xbox One PC. Esto, en principio, es algo que gusta a la mayoría de gamers, pero, como siempre, acaba siendo cuestión de gustos.

En cuanto a las paletas analógicas, lo cierto es que tienen algo menos de sujeción en este mando que en el Xbox One PC. Por esta razón, tus dedos resbalarán más a menudo que en el otro mando.

Más allá de eso, lo cierto es que son igual de precisos y sensibles, por lo que, si te acostumbras a ese efecto más deslizante, conseguirás tan buenos resultados con un mando como con el otro.

 

Instalación

En cuanto a la conectividad del mando, hay que mencionar que el Xbox 360 PC es el mando más sencillo de configurar de todos los que presentamos en esta lista. Eso no significa que sea el mejor, por supuesto, pero es un punto a tener en cuenta.

Si tienes un ordenador con Windows 10, todo lo que tienes que hacer es enchufarlo y empezar a jugar. No tienes que instalar nada ni configurar más de la cuenta. Eso siempre es una ventaja.

En OS X sí tienes que descargarte un controlador, llamado 360Controller. Una vez lo instales, tendrás que reiniciar el ordenador, y, después de eso, ya podrás conectar tu mando y jugar normalmente.

Es importante mencionar que, para utilizar el mando siguiente, el Xbox One PC, también necesitarás este controlador y hacer unas cuantas configuraciones adicionales. Sin embargo, esas configuraciones no son necesarias en el mando Xbox 360 PC.

Por lo demás, hay que mencionar que no lo hemos probado en Linux, y es de esperar que en ese sistema operativo haya que hacer algunas otras configuraciones que dificulten la instalación. Siento no poder ayudarte en eso.

 

Aspectos a mejorar

En general, el principal aspecto que convendría mejorar en este mando es la cruceta de las direcciones, que es un poco menos sensible que en las opciones que presentamos más abajo y que están más trabajadas.

Además, en nuestra experiencia, es un mando que tiene una vida útil más corta. Si le das mucho uso, es probable que empieces a ver malos resultados relativamente pronto, por lo que conviene ir con un poco de cuidado a este respecto.

Por lo demás, no tiene muchos otros aspectos que merezca la pena reseñar como mejorables. Es un mando que, pese a las carencias que hemos mencionado inicialmente, cumple bien con su función, además de tener un precio asequible.

VER OPINIONES EN AMAZON

 

Comprar mando para PC calidad-precio: Mando Xbox One PC

Ahora podemos pasar a ver la mejor opción en términos de relación calidad-precio. Esta es la mejor opción para los que quieren conseguir lo máximo pagando lo mínimo posible. Para nosotros, la mejor opción en términos de relación calidad-precio es el Mando Xbox One PC.

Este mando tiene algunas ventajas notables sobre el anterior y, además, tiene algunas ventajas respecto el siguiente, que es el Dual Shock 4. Y es que, aunque consideramos que el Dual Shock 4 para PC es un mejor mando, lo cierto es que tiene algunas carencias.microsoft xbox one

Por ejemplo, el mando de Sony no se puede utilizar en sistemas operativos Mac (salvo haciendo algunos arreglos incómodos), y eso siempre es un problema. Sin embargo, el Xbox One PC sí puede utilizarse en los sistemas OS X, por lo que puede ser tu única opción si utilizas ese sistema operativo.

Por otro lado, también es un mando preferible al Dual Shock en el caso de que quieras un mando más fácil de configurar en términos generales o tienes las manos grandes (aunque esto también es un problema si lo que tienes son manos pequeñas).

Respecto al mando anteriormente mencionado, también tiene algunas mejoras, aunque también tiene algunas desventajas. En cualquier caso, vamos a verlo en un poco más de profundidad para que te quede clara la razón por la que lo consideramos la mejor opción calidad-precio.

 

Sobre los botones

Sobre este mando, lo primero que hay que decir es que está pensado para personas que ya están acostumbradas a él, porque, si eres nuevo utilizándolo o vienes de un mando como el Dual Shock, lo cierto es que se te puede hacer algo incómodo.

Comparándolo con el mando DualShock 4 para PC, podemos señalar que no tiene parte táctil, y que los botones de la parte superior están situados de forma un poco distinta. Además, la forma del mando en sí también varía bastante.

Sin embargo, no tiene mucho sentido comparar el mando Xbox One PC con el DualShock para PC, en la medida en que son fabricados por dos empresas diferentes para dos consolas diferentes.

Tiene más sentido compararlo con el Xbox 360 PC, en cuyo caso sí nos encontramos con menos diferencias, pero que merece la pena señalar de todos modos, porque pueden llegar a ser bastante relevantes.

En primer lugar, debemos señalar que tiene unos botones más pequeños y estrechos, lo cual está bien, porque, al dejarlos ir, su respuesta es algo mejor que en el anterior mando (también este mando es más caro, como ya hemos mencionado antes).

También es importante señalar que todos los botones tienen menos resistencia en este mando, lo que significa que toma menos esfuerzo utilizarlos y ganas unos milisegundos que en los juegos pueden ser muy importantes.

Otro punto sobre el que merece hacer una breve mención es el de los pads. Los pads del mando Xbox One para PC son un poco más rugosos que los del mando Xbox 360 PC. Precisamente por ello, es más difícil que se te resbale y te arruine una partida.

Hay que mencionar que el mando Xbox One lo puedes comprar solo (es decir, para usarlo con tu consola), o en la versión con adaptador para PC. Te recomendamos comprar el pack que te permite utilizar el mando en ambos dispositivos. Ahorrarás dinero.

 

Instalación

En cuanto a la instalación y configuración del mando, hay que destacar que este es un mando muy cómodo. No lo es tanto como el anterior, pero lo es mucho más que el siguiente que vamos a presentar.

Como era de esperar, en Windows 10 los drivers se instalan automáticamente nada más conectar el mando. Y decimos que era de esperar porque Windows 10 y Xbox son de la misma empresa, Microsoft.

Sin embargo, en OS X la cosa se complica un poco más. No obstante, se puede hacer sin demasiadas dificultades. Solo tienes que descargarte el controlador 360 Controller, instalarlo, y reiniciar el ordenador.

Una vez lo hayas reiniciado, deberás enchufar el mando Xbox One PC con el USB o a través del adaptador inalámbrico. Pero no acaba aquí la cosa. Ahora, deberás abrir las Preferencias del Sistema e ir al Mando Xbox 360 PC.

Sí, pondrá Mando Xbox 360 PC, porque has instalado el controlador para ese mando. Pero ese controlador nos permite trabajar también con el mando Xbox One PC, así que tranquilo.

Una vez estés en esa pantalla, puedes acudir a las opciones avanzadas y pulsar en “Fingir ser un mando Xbox 360” en la parte superior derecha. Desde ahí mismo puedes cambiar el orden de los botones, pero, vaya, yo no lo recomiendo.

Y eso es todo. Con esto tendrás configurado tu mando para jugar en Mac.

Lo único que tenemos que mencionar es que en el caso de Linux no lo hemos probado, por lo que desconocemos lo que hay que hacer para que funcione. Si utilizas Linux, como en los demás casos, te recomiendo que googlees para encontrar alguna solución.

 

Aspectos a mejorar

El primer aspecto a mejorar de este mando es que, aunque se ha intentado trabajar mucho el diseño y la ergonomía, lo cierto es que sigue siendo ligeramente incómodo de utilizar. Después de una buena sesión jugando, lo normal es que te duelan los pulgares.

La parte superior, donde se encuentran algunos botones, podría ser mejorable. Es un poco más complicado llegar a ellos que en los otros dos mandos, y, aunque está bien para manos grandes, si no las tienes puede que te resulte complicado llegar cómodamente a ellos.

Los botones de atrás también son un poco incómodos si tienes las manos pequeñas, hasta el punto de que, si te pegas una buena sesión jugando, es normal que te acaben doliendo las muñecas.

Pero, en general, el mando está bien. Puede ser que, simplemente, me resultase un poco más complicado por ser la novedad y no estar acostumbrado. En cualquier caso, por si acaso, yo sigo recomendando el Dual Shock para PC como mejor mando.

VER OPINIONES EN AMAZON

 

El mejor mando para PC del mercado: Mando Dual Shock 4 para PC

Es el momento de hablar, ahora sí, de la mejor opción del mercado. Esta opción está pensada para gente realmente exigente, que no se conforma con poco. Y, para nosotros, la mejor opción es el Mando Dual Shock 4 para PC.

Sin duda alguna, este es el mando más cómodo para cualquier tipo de manos, incluso las grandes, que podrían sentirse más cómodas con el mencionado anteriormente, suelen preferir este, por tener los botones más juntos.DualShock 4 V2-opt

Además, todas las paletas analógicas, los botones y los pulsadores tienen muy buena respuesta, por lo que se suele considerar que este es mejor mando que los de Xbox, más allá de los simples gustos personales.

Y, por lo demás, conviene no olvidar que cuenta con una zona táctil que simula el movimiento de un ratón, que es una característica propia del mando DualShock 4 para PC y que es una auténtica maravilla.

Vamos a ver sus características con un poco más de profundidad.

 

Sobre los botones

Lo primero que hay que mencionar de los botones de este mando es que cuenta con unos controladores analógicos muy sencillos de agarrar con el pulgar, y que, además, cuentan con una rugosidad muy cómoda para evitar los deslizamientos.

Además, se deslizan de forma suave y son muy precisos, hasta el punto de hacer parecer a los del Xbox 360 y Xbox One atrasados y poco eficaces. Por lo tanto, por la parte de los pads, no podemos más que estar encantados con el Dual Shock 4.

Otro punto interesante de estos pads, por cierto, es que se pueden presionar para activar los botones L3 y R3, y son muy fáciles de apretar y con una muy buena respuesta (y eso que el botón de los pads siempre suele ser el que menos respuesta tiene).

En cuanto al D-pad, tiene cuatro botones y un terrón en el centro, que puedes utilizar para colocar el pulgar y descansar cuando no sea necesario. Por lo demás, esos botones son totalmente receptivos y sensibles, con una muy buena respuesta.

También hay que mencionar que nos han parecido más esponjosos de lo habitual, lo cual es muy bueno. El único problema es que no hacen el clásico “clic” que sí hacen los mandos de Xbox. Pero esto es cuestión de preferencias. No todo el mundo quiere ese ruidito.

En cuanto a la forma y la ergonomía del mando en sí, podemos decir que, sin lugar a dudas, este es el más cómodo de todos. Y lo cierto es que el Dual Shock tiene esta medalla desde que apareció la primera versión.

Es una mando que se amolda perfectamente a la mano, los botones son fáciles de alcanzar, y, en general, todo lo que tiene que ver con los elementos ergonómicos son muy preferibles en este mando que en los demás.

 

Instalación

En cuanto a la instalación y configuración del mando, solo podemos empezar diciendo una cosa: Este mando NO es para ti si usas Mac. Sí, es cierto que existen emuladores que te pueden servir, pero NO disfrutarás bien de tus juegos.

Siento ser tan directo, pero esto es mejor que quede claro cuanto antes. Si quieres jugar a juegos de Mac con un mando de consola, te recomendamos que optes por alguno de los dos anteriores.

Por lo demás, si lo que utilizas es Windows, que sepas que sí vas a poder utilizar este mando, aunque configurarlo te va a llevar un poco más de trabajo que los mandos anteriores.

Lo primero que debes hacer si quieres utilizar este mando en Windows, es descargarte el software DS4Windows y configurarlo. No es que sea especialmente difícil el hecho de configurarlo, pero, puesto que los anteriores no necesitaban este trabajo, es lógico que digamos que es un poco más difícil de configurar.

Por lo demás, este mando puede utilizarse en el PC tanto a través de Bluetooth como a través de cable USB. La ventaja es que no necesitas ningún aparatito adicional, como los controladores o los USB que sí se necesitan en los mandos de Xbox.

Además, otro aspecto interesante a mencionar es que este mando cuenta con ese pad táctil en el centro que comentábamos antes, y que se puede utilizar como mouse para desplazar el cursor de Windows por la pantalla.

Es una pijada, pero es interesante mencionarlo.

Para acabar, reiterar que, si tienes un Mac, este no es el mejor mando que puedes utilizar. Y que, además, como en los casos anteriores, no hemos hecho pruebas en Linux, por lo que desconocemos si se puede utilizar y qué se necesita hacer para lograr que funcione (en caso de ser posible).

 

Aspectos a mejorar

Para empezar, no podemos negar lo evidente: Sería un mando mucho mejor si se pudiera utilizar en Mac. ¿Para qué nos vamos a engañar? Este es un punto muy débil de este mando, que puede hacer que mucha gente se pase a los de Xbox.

Sin embargo, más allá de eso, tenemos que insistir en que este es el mejor mando de todos y, a pesar de esa pequeña deficiencia, por todo lo demás conviene tenerlo muy presente y considerarlo como la primera opción para cualquiera que quiera jugar en un Windows.

VER OPINIONES EN AMAZON

 

¿En qué fijarme al comprar mandos para PC?

Ahora, después de ver qué mandos para PC son mejores, podemos pasar a la guía de compra. De este modo, aunque no hagas caso a nuestras recomendaciones, podrás comprar sin equivocarte. Las características más importantes en las que debes fijarte son las siguientes:

 

¿Inalámbrico o con cable?

Lo primero que te tienes que plantear a la hora de comprar un mando para PC es si lo quieres inalámbrico o con cable. Y, naturalmente, la mayoría preferimos que sea inalámbrico, pero no siempre tiene que ser así.

En primer lugar, tienes que tener en cuenta que no todos los mandos para PC pueden ser inalámbricos. Algunos, sencillamente, necesitan el cable para funcionar. Por eso, si el mando que tú quieres es uno concreto y va con cable… No podrás hacer nada para evitarlo.

En segundo lugar, tienes que tener en cuenta que algunos mandos pueden ser inalámbricos, pero necesitan algún tipo de adaptador extra para poder disfrutar de esta función. Y, en esos casos, el mando puede salirte más caro de lo esperado.

Por último, tienes que tener en cuenta que, aunque un mando inalámbrico está bien, siempre tiene sus problemas. Puede perder la señal en el momento más inoportuno de la partida, y acabar arruinándote la experiencia.

Por todo lo anterior, podemos decir que, en general, lo más recomendable es apostar por un mando que sea inalámbrico, pero que también se pueda conectar mediante cable al ordenador.

De este modo, para partidas más tranquilas, podemos estar jugando sin el cable, moviéndonos más cómodamente por la habitación. Y, para partidas más serias, podemos conectar el cable para tener la seguridad de que no tendremos ningún problema.

 

¿Qué juegos vas a jugar?

Otro aspecto que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir el mando para PC que mejor se adapta a tus necesidades, es el tipo de juegos a los que vas a jugar, y los títulos concretos en los que quieres utilizar el mando.

Algunos juegos necesitan un mando concreto. Si vas a jugar a juegos que están pensados para el mando de la Xbox… Mal irás si usas el de PlayStation, y lo mismo a la inversa.

Además, hay otros juegos que no son ni para una consola ni para otra, pero que responden mejor a un tipo de mando u otro, por la razón que sea. Por eso, es un aspecto que debes tener en cuenta antes de comprar tu mando.

De lo contrario, puede que te veas en la tesitura de tener que utilizar alguno de los software controladores que hay disponibles por internet y que cambian los botones de sitios, con todos los problemas que eso genera.

 

¿A qué estás acostumbrado?

Y también tienes que tener en cuenta a qué estás acostumbrado. Si tú estás acostumbrado a jugar con un mando de PlayStation, seguramente te resulte muy incómodo empezar a jugar con una de Xbox, y viceversa.

Por ello, lo más recomendable es que elijas aquel mando al que estás acostumbrado, de tal forma que no notes ningún cambio y puedas jugar dando el 100% desde el primer momento.

 

Marca

Como es evidente, otro punto relevante es la marca que hay detrás del producto que compres. Muchas personas creen que guiarse por las marcas es un error… ¡Nada más lejos de la realidad! Las marcas son un factor muy importante.

Una marca que tiene reconocimiento, lo tiene porque lo ha hecho bien a lo largo de los años. Ninguna marca consigue reconocimiento haciendo mal su trabajo. En términos generales, las buenas marcas son marcas reconocidas.

Por tanto, te recomendamos que optes siempre que sea posible por las mejores marcas. De esta forma es mucho más probable que tu compra sea acertada. Aunque a veces parezca que no, es un primer filtro fácil de aplicar y que funciona bastante bien.

 

Precio

Evidentemente, también deberás tener en cuenta el precio. No hay nada más natural que buscar el mejor producto al menor precio posible. Haces bien en fijarte en el precio, pero ten siempre en cuenta lo siguiente:

Lo primero es tratar de encontrar descuentos y ofertas disponibles. Con ello, podrás conseguir una mejor relación calidad-precio en tus compras. Quizá no encuentres ofertas o descuentos, pero merece la pena intentarlo.

Y, además de lo anterior, ten siempre en cuenta que no hay que sacrificar calidad. Dejarse llevar por los precios bajos es un error común del mal comprador. Comprar un poco más caro, pero apostando por la calidad, siempre es un acierto.

 

Opiniones

Para terminar, es importante que te fijes en las opiniones y las reviews. Al final, este es el filtro del sentido común. Es evidente que si quien ya ha hecho la compra no recomienda hacerla, no deberías hacerla.

Es posible que encuentres productos con buenos precios y buena marca, pero las reviews que tiene son todas negativas. Si es así, mi recomendación es que no hagas la compra. No hay por qué arriesgarse.

Al fin y al cabo, las opiniones y reviews son aciertos o errores de anteriores compradores. Y, ya que tenemos esa información a nuestra disposición, merece la pena hacerlo. ¡Evita cometer el mismo error que ya cometió otra persona!

 

Como ves, esta es la mejor guía de compra de mandos para PC. Te hemos dado tanto las mejores opciones de compra, como los elementos en los que debes fijarte si compras por tu cuenta. Y, si nos quieres ayudar, te agradeceremos que compartas esta guía en tus redes sociales.

[Votos: 3 Media: 1.7]